Seleccionar página

Estar al frente de un grupo de colaboradores no es tarea fácil. Sin embargo, algo que contribuye a dirigirlos mejor es fomentar el trabajo en equipo. ¿Conoces las 5 “c” que te ayudarán a alcanzarlo?

Confianza

Se establece en varias direcciones. Tanto del dueño del negocio hacia sus empleados como entre ellos mismos. Significa en que se tiene la certeza en que la otra persona actuará conforme a los valores del negocio y que la toma de decisiones se basará en los objetivos que se persiguen. La confianza se va ganando en la medida que se van cumpliendo actividades. Sin embargo, puede surgir desde la primera impresión por lo que la selección de personal es muy importante.

Compromiso

Las personas se empeñan en alcanzar lo objetivos reconociendo que a todos beneficiará si al negocio le va bien. Implica que cuiden la forma como realizan su trabajo, que establezcan prioridades y que den más del 100%. Algo fundamental es que el dueño deberá reconocerlo y motivarlo, cuidando siempre que haya un equilibrio entre vida y trabajo.

Coordinación

La organización de las actividades es crucial para todo negocio. Los procesos y procedimientos, así como herramientas de organización como las 5S son de gran ayuda para que las actividades se realicen de una forma más eficiente. Esto, además de ayudar al trabajo en equipo contribuye a la reducción de costos pues se evita el retrabajo, la merma y el desperdicio.

Comunicación

Busca que la comunicación sea asertiva, es decir, que se basa en una actitud positiva al momento de interactuar con los demás. Este tipo de comunicación evita descalificaciones, reproches y malos trato. El dueño debe desarrollar la habilidad de escuchar a las personas y fomentar en su negocio una comunicación clara, honesta, respetuosa, congruente y positiva.

Complementariedad

Significa que no todas las personas poseen el mismo talento ni habilidades pero que reconocen las del equipo y se apoyan en ellos para cumplir los objetivos. Es decir, la suma de esfuerzos hace que el trabajo se complete por lo cual, la coordinación, comunicación y sobre todo un buen ambiente laboral contribuirán a que las personas trabajen más como equipo que como individuos.